A “Palito” y Evangelina: “Ustedes son muy importantes para Argentina”

(Vatican Insider – marzo de 2017). Palabras del Papa dirigidas a una de las parejas más emblemáticas de su país. Él un cantante cuyas melodías marcaron a una generación, ella actriz recordada por su personaje de una maestra de Buenos Aires. Ramón “Palito” Ortega y Evangelina Salazar renovaron sus votos matrimoniales con Francisco, durante una misa íntima en la capilla de la Casa Santa Marta. Al final compartieron un diálogo, con bromas y sonrisas.

Cuando ellos dos se casaron, un 2 de marzo de 1967 en la Abadía San Benito de Palermo, se paralizó el país. Fue un acontecimiento recordado por muchos años después, algunos argentinos incluso todavía lo tienen en la memoria. Aquellos jóvenes que unieron sus vidas jamás imaginaron que cinco décadas después un Papa argentino les iba a bendecir, de nuevo, sus anillos.

“Fue una emoción muy grande porque cumplimos 50 años de casados justamente hoy. Uno como católico, como creyente y practicante, yo tengo mi propia capilla, voy a orar todo el tiempo, desde niño recuerdo mi asistencia a las misas como monaguillo. Haber renovado los votos con el santo padre fue muy especial, él tuvo palabras muy cariñosas y elogiosas para con nosotros, nos dedicó mucho tiempo. Fue un momento de mucha felicidad”, contó Palito al Vatican Insider.

Agregó que el Papa hizo referencia a la importancia de cumplir 50 años de matrimonio en una época en la cual la vida de pareja y todo lo relacionado está en crisis. Incluso mencionó lo valioso de esa perseverancia, considerando el medio artístico en el que ellos trabajan, donde mantenerse es más difícil todavía. “Nos dedicó bastante tiempo y él fue el que habló. Realmente nos llenó de emoción todas las palabras que tenía de reconocimiento a estos 50 años”, insistió.

Al final, Ramón le regaló a Francisco un cuadro suyo. Una sugerente imagen nocturna en la cual destaca la luz de la Luna que ilumina a Cristo crucificado. A unos pasos, sobre una roca, puede verse a la Virgen María. Ortega recordó que él no es pintor y por eso, cuando lo entregó, dijo sonriendo “no se aceptan devoluciones”. El Papa siguió la broma divertido.

“Después de la misa tuvimos la charla en privado con él, fue muy jovial, se lo veía muy bien, bajó unos kilos según los que lo frecuentan a diario nos comentaron, lo vi muy relajado, muy reposado. Hoy lo vi muy bien. Hay que considerar que la misa fue a la mañana, a esa hora está más descansado que en otros momentos del día, porque es terrible el calendario de él, la agenda es casi casi sin respiro en todo el día. Que empieza muy temprano y termina tarde”, siguió.

“Me alegró mucho, el saludo, su sonrisa, su buena predisposición con nosotros y darnos una palabra de aliento. Yo creo que va a pasar antes de que me vaya, creo que se va a dar un encuentro más y que de allí espero que surja algo. Lo de hoy fue estrictamente dedicado a los 50 años”, estableció.

Pero Ramón “Palito” Ortega tiene otras facetas. Aunque nunca dejó la música y hasta ahora sigue exhibiéndose en diversos escenarios, también se dedicó a la política. Entre 1991 y 1995 fue gobernador de Tucumán, provincia del norte argentino. Luego, de 1995 al 2000 fungió como senador por esa misma demarcación.

Además, en 2008 tendió la mano a otro gran músico argentino, Charly García, sofocado por las adicciones y casi al borde de la muerte. Le ofreció contención y lo unió para siempre a su familia, rescatándolo del abismo. Un gesto que el Papa conoce, y que aprecia especialmente.