Francisco pide al G20 que las decisiones económicas privilegien a los refugiados, pobres y excluidos

(Rome Reports – julio 2017).- El Papa Francisco ha escrito un mensaje a la cumbre del G20 reunida en la ciudad alemana de Hamburgo. Francisco dirige su mensaje a Ángela Merkel y en él explica cuál debe ser la misión de este grupo que engloba a los países más industrializados del mundo.

El Papa les propone cuatro ideas para construir sociedades fraternales de justicia y paz como recoge en su exhortación Evangelii Gaudium.

Francisco, explica que el “tiempo es más grande que el espacio”. Aunque reconoce que no hay soluciones completas a los problemas del mundo, recuerda a los líderes mundiales que, al tomar una decisión, deben dar prioridad absoluta a los pobres, refugiados, a los que sufren y a los excluidos, sin tener en cuenta su nacionalidad, raza, religión o cultura. Les pide además que rechacen cualquier solución armada a los conflictos.

Por eso insiste en que el G20 tiene que trabajar por reducir las guerras y el odio. Pide “unidad frente al conflicto”. Además, recuerda que “la realidad es más importante que las ideas” y que las soluciones consensuadas son mejores que las ideologías que “dejan una estela dolorosa de exclusión, descartados y también de muerte”.

El Papa además invita a los miembros del G20 a que piensen en los países con una economía más débil, “cuya voz tiene menos peso en la escena política mundial”, pero que también pueden contribuir al progreso. De ahí que pida que las soluciones sean universales y beneficien a todos porque “el todo es mayor que las partes”.

No quiere pasar por alto la dramática situación que viven lugares como Sudán del Sur, Chad, el Cuerno de África y Yemen donde 30 millones de personas corren el riesgo de morir de hambre. Ayudarlas, dice, será una demostración del compromiso por cambiar la economía para el bien de todos.