Tony Blair atacó al Papa y a la doctrina católica sobre la homosexualidad

Tony Blair y su esposa Cherie
Tony Blair y su esposa Cherie

(Noticias Globales) – El ex primer ministro británico Tony Blair atacó al Papa Benedicto XVI y a la doctrina católica sobre la homosexualidad, y su esposa Cherie rechazó la intervención del Santo Padre sobre la ineficacia del preservativo para prevenir la propagación del SIDA.

La obsesión pro-gay. Blair’s Faith Foundation. Tony Blair ¿católico?. Cherie Blair ¿católica?

En declaraciones a la revista para homosexuales Attitude, el ex primer ministro británico Tony Blair, declaró que “las religiones organizadas están ante el mismo dilema que los partidos políticos cuando se enfrentan a circunstancias cambiantes”, y agregó “que las objeciones a la conducta homosexual por parte del Papa Benedicto XVI son una cuestión ‘generacional’ -es decir pasajera-. Cualquier evolución en la doctrina católica sobre esa cuestión es resistida por los líderes de la Iglesia a causa del ‘miedo’ al cambio. Los líderes religiosos deben aceptar que el mundo está cambiando” e intentar “liderar el cambio y conectar con la gente”.

“Necesitamos un cambio de mentalidad y que el concepto de la evolución de los contenidos religiosos se convierta en parte de la fe y en parte de la disciplina religiosa”, fue otra de las respuestas que dio Blair, manifestando un relativismo diametralmente opuesto al orden natural inmutable, a la fe católica y a las raíces sobrenaturales de la Iglesia.

La obsesión pro-gay

Ante la pregunta de si él podía prever que en el futuro la Iglesia Católica fuera gobernada por un Papa “pro-gay”, Blair contestó que “si bien el Papa actual tiene muchas cosas fantásticas, sus puntos de vista sobre la sexualidad no son compartidos por la mayoría de los católicos. Hay un gran foso generacional. Tal vez los líderes religiosos temen que si uno cede en materia de homosexualidad, dado que las actitudes y las opiniones evolucionan con el tiempo, nunca se sabe a dónde se va a llegar”. “Pero si uno preguntase a las comunidades católicas, creo que se descubriría que su fe no está anclada en actitudes tan cerradas”, agregó Blair.

Recordamos un texto del Magisterio de la Iglesia: “La particular inclinación de la persona homosexual, aunque en si no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada (…) En la actualidad un número cada vez mayor de personas, aun dentro de la Iglesia, ejercen una fortísima presión para llevarla a aceptar la condición homosexual, como si no fuera desordenada, y a legitimar los actos homosexuales. Quienes dentro de la comunidad de fe incitan en esta dirección tienen a menudo estrechos vínculos con los que obran fuera de ella”, (cfr. Congregación para la Doctrina de la Fe, Sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 01-10-1986).

Blair’s Faith Foundation

Después de dejar el gobierno, el político británico fundó la Blair’s Faith Foundation. Life News dice que desde esa Fundación, Blair está tratando de convertirse en portavoz de un genérico y no específico concepto de “fe”, como un principio unificador de la política mundial. (La nueva religión universal relativista -new age-, al servicio del nuevo orden, sin dogmas, enemiga de todo principio inmutable, como los de la ley natural; vid. NG 926, entre otros)

La revista pro gay Attitude, llama a Blair, “la figura religiosa del mundo más destacada en favor de los homosexuales”. Al describir los objetivos de su Fundación, Blair dijo que se “trata de atraer a las diferentes confesiones religiosas, con el fin de mostrar que efectivamente existe un gran espacio común en torno a los valores de las religiones”. Blair insta a que “los líderes religiosos de todo el mundo reinterpreten sus textos sagrados para superar la interpretación literal por la metafórica”. Esto, dijo, dará lugar a que todas las religiones mundo acepten “a las personas homosexuales como iguales”. (Es decir, a reconocer a la homosexualidad como una opción sexual normal. Entonces, ¿cuál sería la interpretación metafórica, por ejemplo, del texto de San Pablo en la Epístola a los Romanos 1, 20-32 ó de la I a Corintios 6, 9?).

Por último Blair insiste en su sincretismo relativista afirmando: “Para todas las religiones, el desafío es extraer los valores esenciales de la fe de una gran acumulación de doctrina y práctica religiosa”.

Tony Blair ¿católico?

Mucho se ha escrito, sobre todo en el mundo anglosajón, sobre la “conversión” de Tony Blair. Fuentes británicas aseguran que después de su entrevista con Benedicto XVI, el 23 de junio de 2007, Blair tenía la intención de hacer público el anuncio de que había sido recibido en la Iglesia Católica, (incluso habría convocado una gran conferencia de prensa en Roma).

Sin embargo, sus aspiraciones se frustraron. Ese día el Vaticano comunicó escuetamente: “El Santo Padre Benedicto XVI recibió en audiencia al primer ministro de Su Majestad Británica, Anthony Blair, que posteriormente visitó al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado (…) Finalmente, tras un intercambio de opiniones sobre algunas leyes aprobadas últimamente por el Parlamento del Reino Unido, se formularon los mejores deseos a Tony Blair, que se prepara para dejar el cargo de primer ministro, teniendo en cuenta que ha manifestado el vivo deseo de comprometerse en particular en la búsqueda de la paz en Oriente Medio y en el diálogo interreligioso”.

El comunicado vaticano daría a entender que Blair no quiso retractarse del conjunto de leyes inicuas que impulsó durante su gobierno, imponiendo en el Reino Unido una verdadera dictadura de la cultura de la muerte, la dictadura del relativismo, (vid. NG 847, 853).

En diciembre de 2007, Tony Blair fue recibido en la Iglesia Católica, por el cardenal Cormac Murphy O’Connor, el arzobispo de Westminster y primado de Inglaterra. (El cardenal Murphy O’Connor, acaba de incorporarse a la Blair’s Faith Foundation -Life Site, 09-04-09-, después de que el Papa le aceptara la renuncia a su cargo por límite de edad).

Con motivo de su “conversión”, muchas asociaciones y personas defensoras de la vida humana y la familia, incluidos muchos católicos prominentes, exhortaron a Blair, sin éxito, a que rectificara sus posturas opuestas a la doctrina católica sobre la homosexualidad, el matrimonio, el aborto y la investigación con embriones humanos.

Según Life News, Blair declaró entonces que él no encontró ningún conflicto entre el ser “católico” y “pro-gay”. “Llegué a una fe religiosa a través de personas que han sido muy abiertas y liberales sobre todas estas cuestiones, y que han considerado como extraño tener actitudes de hostilidad hacia los gays”.

La supuesta hostilidad a la que se refiere Blair, consiste en negar el reconocimiento social y jurídico a las llamadas uniones entre personas del mismo sexo y negarles el supuesto derecho a adoptar niños. Es decir, Blair llama “hostilidad” a defender los principios inmutables del orden natural, aquellos que Benedicto XVI define como “principios no-negociables”.

Tony Blair, puso de manifiesto recientemente su preocupación por la “marginación” de los cristianos en Gran Bretaña. Pero, ¿no fue él quien impulsó esa marginación, o mejor dicho, esa persecución? Por ejemplo, a causa de la legislación pro-gay que impuso, las Sexual Orientation Regulations (SOR’s), se han visto obligadas a cerrar centenarias agencias de adopción cristianas, porque moralmente no pueden entregar niños en adopción a homosexuales (vid. NG 847, 853); asilos de ancianos han perdido el sostén económico público, por no dar cabida a homosexuales activos (Life Site, 08-01-09); unos abuelos han perdido la custodia de sus nietos y éstos han sido entregados en adopción a homosexuales (The Scotsman, 28-01-09, CNA 03-02-09); un obispo anglicano fue multado en más de 60.000 euros por no contratar a un homosexual activo como preceptor de menores (Forum Libertas, 15-02-08) y así siguiendo.

Las declaraciones de Blair acerca de la marginación de los cristianos ¿no deberían calificarse de hipócritas?,

Cherie Blair ¿católica?

Life Site recoge las declaraciones de Cherie Blair al Times de Malta, en las que ésta rechazó las afirmaciones de Benedicto XVI sobre la ineficacia del preservativo en la lucha contra el SIDA, acusando al Papa de favorecer la epidemia.

Según el mismo medio, la sra. Blair, a principios de marzo, dijo a la BBC que su éxito personal como abogada lo debe al uso de anticonceptivos, agregando que la Iglesia Católica es “sexista” y “margina a las mujeres”, porque no reconoce su “derecho” a usar anticonceptivos.

Cherie Blair es desde hace mucho tiempo una firme colaboradora de organizaciones que pretenden imponer el aborto como “derecho universal”, por ejemplo, la IPPF -la internacional del aborto y la corrupción de menores-, Population Concern y Marie Stopes Internacional (vid. IPPF Report, 1999). Es miembro de la Family Planning Association (filial inglesa de la IPPF), grupo firmante de la petición de reducir el estatus de la Santa Sede en la ONU a una simple ONG. Intervino en las campañas nacionales e internacionales por “el derecho al aborto” de Human Rights Watch. Durante el gobierno de su marido, promocionó internacionalmente la Convención de la ONU sobre la Mujer (CEDAW) y su protocolo facultativo, presionando intensamente para liberalizar el aborto a Irlanda del Norte.

“Cherie Blair es conocida como una disidente. La primera dama de Gran Bretaña, quien se define como ‘abogada de los derechos humanos’, tiene sus puntos de vista sobre la fe católica -incluso sobre asuntos de la vida y la muerte como el aborto- que están en profunda contradicción con la Iglesia”, decía el National Catholic Register, el 14-05-2006.

Apoyó activamente las políticas pro-homosexualistas de su marido. Participó en escandalosos festivales gay (vid. Independent, 01-12-1999). Calificó la derogación de las penas por sodomía en Texas como un modelo de sentencia judicial (vid. Scotland on Sunday, 31-10-2004)

Y por si esto fuera poco, la señora Blair se dedicó a cultivar los rituales paganos de la New Age, bajo la guía de una ex modelo pornográfica, (vid. The Observer, 08-12-2002).